Ancient Isaiah Scroll, One of the Seven Dead Sea Scrolls

Devoción del 24 de febrero

Nuestro Dios reina

¡Cuán hermosos son sobre los montes los pies del que trae alegres nuevas, del que anuncia la paz, del que trae nuevas del bien, del que publica salvación, del que dice a Sión: «¡Tu Dios reina!»!

Isaías 52:7

Hace unos pocos años estaba en Inglaterra, predicando en algunas de las iglesias del área de Londres. Una noche hablé en una capilla metodista abarrotada, donde muchos estaban cantando el coro: “¡Reina Dios!”. Me hizo gracia al ver la canción impresa en la hoja de la cual la congregación estaba cantando, que la mecanógrafa había cometido un error en el título del himno, que decía: “¡Renuncia Dios!”. Muchos cristianos actúan como si Dios hubiese renunciado. Pero Él no ha hecho tal cosa. ¡Nuestro Dios reina! Esto es lo que debemos declarar. Debemos mostrarlo en nuestras caras, y que se oiga en nuestras voces. Dios acudirá, y los tiempos horrorosos terminarán. Nosotros (e Israel) oiremos la grata llamada: “¡Apartaos, apartaos, salid de ahí, no toquéis cosa inmunda! ¡Salid de en medio de ella, purificaos los que lleváis los utensilios de Jehová!” (Isaías 52:11).

Esto es lo que se requiere de los cristianos hoy. No debemos estar de acuerdo con todas las maneras equivocadas del mundo, persiguiendo ilusiones y buscando aquellas cosas que no satisfacen. Más bien, debemos purificarnos, pues la promesa es: “Porque no saldréis apresurados ni iréis huyendo, porque Jehová irá delante de vosotros, y vuestra retaguardia será el Dios de Israel” (Isaías 52:12).

A menudo somos como los israelitas en el mar Rojo: el agua frente a nosotros y el ejército del Faraón detrás de nosotros. No sabemos ni qué hacer ni a dónde ir. Pero entonces la palabra del Señor viene: “No temáis; estad firmes y ved la salvación que Jehová os dará hoy” (Éxodo 14:13). Esa es la salida. Confía en tu Señor. Él abrirá un camino en el mar.

Gracias, Padre, que no tengo a donde ir mas que a Ti, y Tú eres fiel. Confío que irás frente a mí y serás la escolta tras de mí.

Aplicación a la vida

¿Proclama con confianza el mensaje de nuestra vida que “nuestro Dios reina”, a pesar de las dificultades con las que nos estemos enfrentando?

Esta devoción diara fue inspirada por un mensaje de Ray

Behold the Messiah

Lea el mensaje de Ray