Devoción del 14 de diciembre

Cuando la vida parece injusta

¿No habéis preguntado a los que pasan por el camino? ¿No habéis conocido su respuesta, que el malo es preservado en el día de la destrucción y que estará a salvo en el día de la ira?

Job 21:29-30

La vida parece ser injusta. Da la impresión de que existe una injusticia básica en el fondo de las cosas, y esto es lo que causa que muchas personas se sientan turbadas por las afirmaciones cristianas acerca de un Dios amoroso, fiel, justo y santo. Usted oye con frecuencia la pregunta que se hace: “Si hay un Dios que es bueno, ¿por qué permite que suceda esta clase de cosa?”. Job está haciendo la misma pregunta. Le dice a estos amigos piadosos y respetables: “Vuestro argumento no encaja con los hechos. Vosotros decís que Dios siempre manifiesta su ira contra los malvados. ¿Qué me decís de estas personas malvadas que viven sin que nadie las toque? Dios nunca les hace nada. ¿Qué me decís del hecho que da la impresión de tratar a las personas de una manera muy injusta? Las personas que parece que no se merecen nada aparte de la gracia de Dios, que son cariñosas, honorables y amables, se enfrentan con un sinfín de problemas y se mueren olvidadas. Y algunas que son egoístas, crueles y egocéntricas dan la impresión de ser las que pueden vivir sin luchar. ¿Qué me decís sobre esto?”.

Job le dice a sus amigos: “Si preguntáis entre los que viajan, las personas que van por ahí y que ven la vida, veréis que apoyan lo que estoy diciendo. Los malvados escapan con frecuencia el día de la calamidad. No es algo que sea verdad solamente aquí, es verdad por todas partes. Los malvados viven por encima de la ley, y nadie les dice que están obrando mal; logran eludirla. Mueren con grandes honores en su muerte; sus sepulturas están adornadas y vigiladas, y Dios no hace nada al respecto”. De manera que dice por fin en el versículo 34: “Así que, ¿cómo podéis consolarme con vuestras tonterías? ¡No queda nada de vuestras contestaciones más que falsedad!”.

Si intenta usted discutir con Job, más le vale a usted tener muy buenos argumentos. Este hombre es capaz de descubrir el error de la lógica en la postura de estas personas que tienen una teología que no encaja con la experiencia, y ahí es donde está el problema.

Estos amigos representan a las personas, y hay muchas de ellas a nuestro alrededor hoy, que han colocado a Dios en una caja. Tienen lo que creen que es un entendimiento claro de todos los caminos de Dios y pueden predecir como va a actuar, pero cuando Él actúa de una manera que no entienden y que no esperan, no tienen manera de tratarlo porque ellos tienen fe en lo que creen y no en Dios mismo.

Esto es lo que está aprendiendo Job. Lo que él creía ha sido derribado por su experiencia. Ha tenido que echar a la papelera su teología porque no encajaba con lo que estaba pasando. Alguien ha dicho muy bien que una persona con una verdadera experiencia no se encuentra nunca a merced de una persona con un argumento. Los amigos de Job no pueden contestarle, porque su experiencia suena a realidad.

Señor, amplía mi entendimiento de quién eres Tú. No quiero sencillamente saber acerca de Ti, quiero conocerte íntimamente y personalmente en mi experiencia.

Aplicación a la vida

No hay lugar para la falsedad en el auténtico cristianismo. El racionalizar es ineficaz, de modo que ¿estamos nosotros buscando el genuino conocimiento de corazón y la intimidad con Cristo nuestro Señor?

Esta devoción diara fue inspirada por un mensaje de Ray

Why doesn't God Intervene?

Lea el mensaje de Ray